IBERICOOL CELEBRA EL PRIMER CURSO DE CORTADORAS CON ARTE


IBERICOOL CELEBRA EL PRIMER CURSO DE CORTADORAS CON ARTE

Florencio Sanchidrián, embajador mundial del jamón ibérico y considerado como el mejor cortador del planeta, enseñó a las jóvenes promesas los secretos del corte perfecto

“Hay que cortar despacito y sin perder el compás, como en el Flamenco”, repite el maestro durante la jornada, mientras supervisa el trabajo que realizan las futuras artistas cortadoras. Un total de cinco chicas formaban el elenco de este primer curso de corte de jamón ibérico, organizado por  Ibericool, para completar su equipo de cara a los diferentes eventos que tendrán lugar entre los meses de primavera y verano.

_MG_3228
Fotografía de Juanjo Mellado

La jornada se celebró en el enclave más neoyorkino de Madrid: El loft del artista Mario Pascual Esclattier  en el complejo Tribeca, en carretera Fuencarral 44. Un cruce perfecto entre galería de arte y apartamento de lujo, que no desentonaría en cualquier rincón del Upper East Side. Allí, rodeadas de obras del artista madrileño, las jóvenes cortadoras sacaron el máximo partido a cada una de las piezas que les tocó aprovechar, ante la atenta mirada del consagrado Florencio Sanchidrián; quien comenzó la jornada con una valiosa enseñanza a sus alumnas: “El magisterio del cortador consiste en inculcar cultura sin perder originalidad. No es algo que haremos únicamente por dinero, sino por estar con el producto número uno del mundo”.

Píldoras de sabiduría que Florencio fue regalando durante la clase, al tiempo que enseñaba los entresijos de la mística cortadora: Posición de ataque, corte torero y pulcritud con el cuchillo, convirtiendo el curso en una faena que trocaba el acero en espada y el mandil en capote, con el que dibujar fantasías sobre el ruedo de la gastronomía.

_MG_3405
Fotografía de Juanjo Mellado

En los primeros compases de la jornada, el maestro indicó a las jóvenes promesas cómo desenvolverse en cualquier tipo de evento, cuidando hasta el más mínimo detalle desde que el cuchillo se desliza por el jamón hasta que la loncha acaricia el plato en que será servido. “En gastronomía, el que gana no compite contra los demás, sino consigo mismo”, aseguraba Florencio, a medida que sus alumnas iban apurando las piezas, con delicadeza.

Una clase maestra donde la práctica alternó con la teoría, haciendo del oficio de cortador una escuela de la vida: “No olvidéis quiénes sois. Porque eso se transmitirá a vuestra forma de cortar”, sentenciaba el embajador mundial del jamón ibérico, en un ambiente donde las obras pop de Mario Pascual combinaban a la perfección con la faena de estas cinco mujeres que llevarán el nombre de Ibericool por las mejores catas del planeta.

FacebookTwitterGoogle+

1 Comment

Add yours
  1. 1
    julianfranciscogagoaubert

    Wow Floren! que gran clase magistral! que importante tu sabiduría para los jóvenes que estamos empezando. Pienso que la formación con maestros como tú harán de este oficio algo muy respetable, moderno y de vanguardia! Ya es hora de que el jamón español ocupe el puesto que se merece en la gastronomía mundial, pero a gran escala y big streem!, y nadie mejor que los cortadores profesionales para llevar a cabo esta tarea. No basta con solo cortar, hay que ser como Steve Jobs, a la hora de defender un producto top, un buen jamón!

+ Leave a Comment