EL JAMÓN IBÉRICO REDUCE LA TENSIÓN


EL JAMÓN IBÉRICO REDUCE LA TENSIÓN

Según un reciente estudio científico, su consumo favorece la presión arterial y los vasos sanguíneos. Los expertos aseguran que sus beneficios se mantienen durante seis semanas en el organismo.

Todos los amantes del jamón ibérico nos hemos encontrado alguna vez con detractores que, en su cruzada contra el consumo de este manjar, han clamado sobre los altos niveles de sal que contiene su carne curada y -en consecuencia- los efectos negativos que conllevaría para las personas aquejadas de patologías cardiovasculares. A la luz arrojada por los últimos estudios científicos, este argumento puede tener los días contados.

El responsable de dicho hallazgo es la Unidad de Endotelio y Medicina Cardiometabólica del Hospital Ramón y Cajal, liderada por el Dr. José Sabán; pionero mundial en el análisis de los efectos vasculares del jamón ibérico.

Para este estudio piloto se usaron dos piezas de la mejor calidad -un jamón ibérico de bellota y otro de cebo-, evaluando sus efectos sobre población sana, tras un consumo moderado (50g/día) durante seis semanas. El objetivo de dicha prueba se centraba en el endotelio, que es la capa de revestimiento interno de nuestras arterias y el barómetro más exacto para medir nuestra salud vascular.

Los resultados del estudio muestran que un consumo regular proporciona beneficios cardiovasculares, observándose una mejora más destacada en el caso del jamón de bellota. Según los expertos en nutrición, esto se debe a su alto contenido en polifenoles: Unos potentes antioxidantes y antiinflamatorios a nivel vascular. Otro de los datos de interés arrojado por el estudio es que no se produjo aumento de peso entre las personas que participaron, ni variaron sus perfiles de grasa. Es más, los niveles de triglicéridos permanecieron invariables, siendo habitual que se eleven tras el consumo de cualquier embutido.

“EL EFECTO MEMORIA”

Otro de los aspectos que ha sorprendido a los investigadores del estudio es el llamado ‘efecto memoria’: Y es que los beneficios cardiovasculares permanecieron, de forma inesperada, hasta un máximo de seis semanas después de haber finalizado el consumo de jamón ibérico. Un dato que los expertos califican de vital importancia, ya que no había sido descrito anteriormente.

Atendiendo al listado de beneficios para la salud que conlleva el consumo de jamón ibérico, los expertos recuerdan que más del 55% de las grasas del cerdo ibérico tienen ácido oléico, lo que aumenta la tasa de colesterol beneficioso (HDL) en nuestro organismo y reduce los niveles de colesterol perjudicial (LDL). Y es que la grasa de los productos curados del cerdo ibérico está considerada la más cardiosaludable de todas las de origen animal, dadas las características propias de esta especie así como su alimentación a base de bellotas y pastos.

Además, es sabido que el jamón ibérico es una fuente de proteínas, vitaminas (B1, B6, B12, E) y minerales como el calcio y el selenio, muy beneficiosos para los huesos y con propiedades antienvejecimiento. En Ibericool trabajamos para que obtengas siempre un jamón de la máxima calidad, con el objetivo de que no sólo se beneficie tu paladar, sino también tu salud. 

FacebookTwitterGoogle+

+ There are no comments

Add yours